Vehículos considerados de “lujo”: modelos exentos y afectados por el impuesto

La primera escala del impuesto interno afecta a aquellas unidades que cuestan al público más de 3,1 millones de pesos. Hay modelos que se encuentran al límite del impuesto y otros que ya tributan y son considerados «de lujo».A partir del 1 de septiembre, comenzó a regir en el país la nueva escala de impuestos internos para los autos, que afecta en primera medida a los modelos cuyos precios al público parten aproximadamente desde los $ 3,1 millones.

Esta categoría, que tributa el 20%, afecta cada vez más a los modelos de los segmentos populares.

Por eso, teniendo en cuenta las listas de precios oficiales que emiten las marcas mes a mes, confeccionamos un mapa con los modelos que se encuentran al límite del impuesto y con los ya tributan y son considerados «de lujo».

Los precios de las listas oficiales no incluyen gastos de flete ni patentamiento, y que en la mayoría de los casos son más bajos de los que manejan los concesionarios.Teniendo en cuenta la lista de los modelos más vendidos del mercado, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), la primera escala afecta cada vez a más modelos.
En el caso de Toyota, la marca que más modelos vendió en agosto, tanto el Etios entre como el Yaris se encuentran exentos del impuesto.

Sin embargo, no pasa lo mismo con el Corolla, que tiene versiones que están al límite y otras que no.

El sedán fabricado en Brasil cuenta con cuatro variantes que no son afectadas por la primera escala, cuyos precios van desde $ 2.580.000 (2.0 XLI MT) hasta $3.007.000 (2.0 XEI CVT). Sin embargo, la tope de gama 2.0 SEG CVT ya tributa el 20% ($ 3.639.000); lo mismo que la variante híbrida 1.8 SEG eCVT, que sale $3.825.000.

Por su parte, el Corolla Cross, el SUV que ocupó el noveno puesto entre los más vendidos de agosto, tiene prácticamente toda su gama afectada (desde $3.930.000), excepto la versión de entrada de gama, que tiene un precio de $3.182.000.

Ocurre algo similar con Volkswagen T-Cross, Jeep Renegade y Chevrolet Tracker, tres de los SUV compactos más vendidos. A diferencia de los demás, el T-Cross es único de este triunvirato que tiene más unidades afectadas por la primera escala. Sólo está exenta la variante base (Trendline), que cuesta $2.692.600). El resto va de $ 3.587.569 (Comfortline) para arriba.

En el caso de Renegade y Tracker es a la inversa; 3 de 4 versiones están por debajo del impuesto, que sólo aplica para sus variantes full. Según las listas vigentes, el modelo de Jeep arranca en $ 2.789.800 (Sport MT) y tiene dos variantes intermedias «apretadas» con el mismo valor $ 2.847.200 (Sport AT y Longitude). La full (Trailhawk 4×4), en cambio, se dispara a $ 5.308.300.

Las versiones de Tracker que no pagan impuestos van desde $ $2.860.900 (1.2 MT) hasta $ 3.004.900 (1.2T AT LTZ), mientras que la Premier tiene un precio de lista de $ 4.238.900.

Otro modelo que tributa es el Volkswagen Nivus, que tiene 2 de 3 versiones por encima del límite: Highline Tiptronic ($ 3.962.100) y Highline Tiptronic Hero ($4.024.500). La única exenta es la Comfortline Tiptronic ($ 2.872.650).

Por otra parte, un modelo nacional que por el momento no paga impuestos internos es el Chevrolet Cruze. Tanto las variantes de 4 y 5 puertas del mediano fabricado en la planta de General Alvear, provincia de Santa Fe, están por debajo del límite (desde $2.760.900 hasta $3.094.900).

Los modelos más populares de Renault siguen en la misma sintonía, ya que ninguno (Sandero, Stepway, Logan, nuevo Duster y Captur) se ve afectado por la primera escala del impuesto. Tanto Duster como Captur, dos SUV que llegan de Brasil, poseen varias versiones de equipamiento con el mismo precio: $3.118.000.

Mismo caso para Peugeot, con sus 208 y 308 nacionales y 2008 brasileño.

Dentro de los 10 vehículos más vendidos hay tres pickups medianas (Toyota Hilux, Volkswagen Amarok y Ford Ranger) a las que eventualmente se suma la Nissan Frontier. Sin embargo, tanto este tipo de vehículos como los furgones y utilitarios para transporte de pasajeros, quedan exentos por ser considerados de trabajo.
Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.