INDEC informó que la inflación de junio fue del 3,2%

La inflación de junio fue del 3,2% según el INDEC. De esta manera, en el primer semestre de 2021 los precios aumentaron 25,3% mientras que en términos interanuales aumentaron más de 50% por primera vez desde febrero de 2020.La inflación de junio fue del 3,2% según el INDEC. De esta manera, en el primer semestre de 2021 los precios aumentaron 25,3% mientras que en términos interanuales aumentaron más de 50% por primera vez desde febrero de 2020.

Si bien la inflación durante el sexto mes del año fue la más baja desde octubre del año pasado, apenas se desaceleró 0,1 puntos porcentuales respecto de mayo y esto se debió fundamentalmente a cuestiones estacionales y una menor suba en precios regulados por el Gobierno.

Principalmente se destacó la merma en la categoría de precios estacionales, que registró el incremento más bajo desde marzo de 2018. Esto respondió en gran parte a bajas en el precio de frutas y verduras.

Los precios en Alimentos y bebidas, la división de mayor incidencia en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), tuvieron una leve aceleración (3,2% vs 3,1% en mayo). Al interior de este segmento se verificaron mayores subas en casi todos los productos, parcialmente compensadas por la mencionada performance de frutas y verduras.Los mayores incrementos de junio se registraron en Comunicaciones (7,2% vs 1% en mayo) producto de subas autorizadas en servicios TICS.

También se observaron aumentos por encima de la media en Bebidas Alcohólicas y Tabaco (5,5%), Prendas de vestir y calzado (3,5%) y Transporte (3,3%) aunque en este último rubro vale remarcar la significativa desaceleración respecto del mes previo ya que no hubo subas autorizadas en combustibles y hubo una menor tasa de aumento en adquisición de vehículos.

Con estos números, la inflación de junio se ubicó en línea con lo que habían previsto las consultoras y entidades financieras que participaron del último REM del Banco Central (BCRA).

Para lo que queda del año, el sector privado espera una tenue desaceleración de los aumentos hacia la zona del 2,8% promedio mensual, lo cual daría como resultado una inflación en torno al 48% para todo 2021.

Frente a las dificultades para romper la inercia inflacionaria y la proximidad de las elecciones, el Gobierno viene utilizando al tipo de cambio y a las tarifas como principales anclas inflacionarias. En efecto, el dólar oficial, regulado por el BCRA, viene creciendo a un ritmo de casi 1% mensual. Por su parte, las tarifas probablemente sigan pisadas durante el segundo semestre luego de un único aumento inferior al 10% en los primeros meses del año.Buena parte del mercado prevé una corrección en el tipo de cambio luego de las elecciones legislativas de noviembre aunque el salto podría amortiguarse en caso de que la autoridad monetaria siga acumulando reservas como lo viene haciendo desde diciembre de 2020.

Paralelamente, en la discusión sobre las tarifas por el momento se impuso la visión del subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo, quien es partidario de evitar aumentarle los servicios a los hogares en un contexto de crisis económica y salarios reales deprimidos, más teniendo en cuenta el contexto electoral.

En contraposición, el ministro de Economía Martín Guzmán sostiene que los subsidios energéticos deben tener un menor peso en el gasto total del Estado Nacional ya que son «pro ricos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.