El Gobierno nacional definirá hoy restricciones para las próximas dos semanas

La nueva tanda de restricciones regirá por dos semanas y se basará en una continuidad de las políticas ya vigentes, con algunos cambios. En Entre Ríos las actuales medidas que adoptó el gobernador tienen vigencia hasta el lunes.El Gobierno nacional establecerá hoy las medidas que regirán durante las próximas dos semanas para contener la suba de contagios de coronavirus, en el marco de la segunda ola de la pandemia que atraviesa al país y que, con 561 decesos, registró ayer el récord de fallecimientos diarios.

En ese sentido, se espera la emisión de un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que comenzará a regir a la hora 0 del sábado, informaron fuentes oficiales.

En Entre Ríos las restricciones que rigen actualmente tienen vigencia hasta el lunes inclusive, dado que el decreto emitido por el gobernador, Gustavo Bordet, vence el último minuto del 3 de mayo.Buenos Aires y Capital
El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, planteó la necesidad de «bajar la curva de coronavirus» y «no sólo lograr que dejen de crecer» los contagios. Y remarcó que es preciso «volver a tierra firme y dejar de estar a 6.000 metros de altura».

Analizó que «no nos podemos resignar a la que la gente se contagie», recordó que «ya una parte del sistema de salud de la Capital desbordó» y planteó que así «no hay sistema que aguante».

También contó que el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó que la Ciudad Autónoma «tiene ocupado el 84% de las camas del sistema de salud público y el 88% del privadas», con lo cual la capacidad «ya está llena» y analizó que «con esos márgenes no se pude brindar atención».

Y planteó que «CABA tiene el sistema más robusto de la Argentina, con 33 hospitales municipales que antes eran nacionales» y se preguntó: «Si eso está colmado, ¿qué le queda al resto el país?».

«Hace falta bajar la curva, lo dijo hasta el propio jefe de Gobierno (porteño), Horacio Rodríguez Larreta», expresó Kicillof y apuntó que desde el Gobierno se busca «coordinar con la Ciudad».

En tanto, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires analiza restringir el horario comercial, reforzar los controles en el transporte con cierres de pasos vehiculares con el Conurbano e incorporar la educación virtual para alumnos de la secundaria.

El foco de las medidas está puesto en la actividad comercial, sobre todo en la gastronómica, y en los controles a la movilidad, aunque también se evalúa la posibilidad de un esquema para la educación que combine la presencialidad con mayor virtualidad.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires también planteó establecer «restricciones en la construcción» y «teletrabajo para la actividad de profesionales».

Fuentes del Ejecutivo nacional destacaron que «hay un consenso general de las 24 jurisdicciones» para aplicar medidas más restrictivas, dado que «todos los gobernadores están preocupados».

En tanto, consideraron que «si todos los distritos las hubieran aplicado, no se hubiera llegado a un pico tan alto de casos», y agregaron: «No entendieron que había que controlarlo antes».
«No supieron ver que los contagios se iban a extender al resto del país. Esta curva no es ver día a día o semana a semana, son periodos largos. Los casos dan menos, pero si no se ponían las medidas iban a crecer», subrayaron.

Además, las mismas fuentes graficaron: «Los gobernadores se quemaron con fuego los últimos 15 días y no van a querer volver a repetir lo mismo. Van a hacer cumplir un poco más fuertes las medidas».

Por último, precisaron que «todos tienen en claro la gravedad de la situación», pese a que «pueden haber matices», y agregaron: «Hay una coincidencia de que ante un incremento de contagios se saturaría el sistema».

Las reuniones
Entre el martes y el miércoles, Fernández habló por videoconferencia con los mandatarios de las 24 jurisdicciones y sostuvo que la premisa «es bajar la cantidad de contagios».

Además propuso generar consenso para hacer cumplir las medidas dispuestas para evitar los contagios de coronavirus y les dijo a los mandatarios que, si están de acuerdo «en restringir la circulación», tienen que «acompañar en el cumplimiento de las normas».

«Debemos garantizar que la circulación y los contactos sociales sean lo menor posible», indicó Fernández, quien insistió con que «hay que hacer ese esfuerzo».

Los gobernadores que se mostraron más preocupados fueron los de Buenos Aires y Santa Fe, Axel Kicillof y Omar Perotti, respectivamente.

Perotti planteó que tiene el 86% de camas criticas ocupadas, con 65% de Covid», y relató: «Estamos altos con los casos, tuvimos un pico de 3.000 contagios; suspendimos cirugías y desde las 21 no tenemos circulación».

Su colega de Chaco, Jorge Capitanich indicó que tuvieron «un incremento de casos en personas de entre 0 y 19 años en los últimos 30 días y se disparó el número de contagios e internaciones».

Gustavo Valdés, de Corrientes, puntualizó que tiene algunas ciudades «muy complicadas», sobre todo en «el sur de la provincia».

El mandatario de la Rioja, Ricardo Quintela, alertó que tienen «muchos chicos jóvenes contagiados».

Su par de Salta, Gustavo Sáenz solicitó respiradores y remarcó que hay que hacer «medidas conjuntas», porque si no se toman decisiones a tiempo se «mueren los argentinos».

El gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, recalcó que la provincia «no está en un buen momento», porque el virus «se diseminó en toda la provincia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.