blog El "Lobo" se hizo fuerte en su cancha y en un partido complicado que lo jugaba con diez, un cabezazo de Ricardo Bernay a los 45 minutos abrió el marcador y el festejo lo cerró el debutante Oscar Solano con un zurdazo implacable. Fue un celebrado triunfo que deja a Gimnasia en una buena posición para lo que viene.

   Gimnasia venció 2 a 0 a Defensores de Villa Ramallo en el debut de la Segunda Fase. No la pasó bien pero con un cabezazo de Bernay y un golazo del pibe Solano se quedó con un buen triunfo en el estadio Núñez.

   Ayer por la tarde Gimnasia sacó adelante un partido muy bravo ante Defensores de Belgrano en la primera fecha. No jugó bien pero sin embargo con diez jugadores, obtuvo tres puntos fundamentales en el arranque de la Segunda Fase del Federal “A”.

   Desde el comienzo se sabía que para el Lobo sería un partido difícil, por las limitaciones que venía mostrando el equipo de Acosta para convertir y por tener enfrente a un rival que ayer demostró mejor juego pero no lo aprovechó. Tal es así que hasta los 40 minutos del segundo tiempo el empate era un negocio redondo para el menssana.

   El primer tiempo tuvo la figura de Emilio Crusat cuando el local la pasaba mal, sin atajadas espectaculares pero manteniendo el arco en cero. Al minuto toqueteó Defensores y el uno del Lobo le tapó un tiro a Coronel; cuatro más tarde achicó rápido con los pies frente a Olego. En once minutos Iuvale tuvo la más clara para el visitante. Córner desde la izquierda que no despejó nadie de Gimnasia y el volante lo perdió de manera increíble a dos metros del arco. El equipo de Acosta parecía que no había entrado a jugar; totalmente desconcentrado, errando pases cortos y sin juego. Desde la defensa salía con pelotazos largos para que se las arregle en solitario Franco González entre los centrales. Recién a los 19´ Ferreyra sacó un centro desde la derecha que Fornillo de arremetida en el área envió por arriba.

   Después de los treinta minutos Gimnasia salió con más decisión que con juego asociado a buscar el gol en campo contrario. Tras una jugada preparada cabeceó Nico Torres y Brian Olivera sacó al tiro de esquina. Luego de un contraataque que no pudo darle al arco Fornillo, Maxi Rodríguez la perdió en la mitad de la cancha, Cartechini habilitó a Olego que remató de derecha y volvió a tapar abajo Emilio Crusat. Los de Ramallo se fueron al entretiempo con una mejor imagen pero con el marcador abierto. Para el segundo tiempo Beto Acosta volvió a confiar en Agustín García que ingresó por Maxi Rodríguez y le dio otro ímpetu al ataque del local. A los cinco minutos García sacó un centro atrás que agarró Nicolás Torres de zurda y Brian Olivera pudo sacar la pelota abajo cuando se metía en el segundo palo. Defensores respondió con un bombazo del peligroso Olego que estalló en el pecho de Crusat. Fue el momento del partido que se hizo de ida y vuelta, con los dos equipos yendo a buscar el triunfo.

   En la que mejor elaboró el Lobo dejaron mano a mano a Ferreyra con el arquero pero estaba todo inhabilitado por el asistente.

   Para colmo de males Gimansia sufrió la expulsión de Umpiérrez, que duró diez segundos en cancha, Fue a disputar una pelota con Walter Serrano con la pierna arriba y Gariano lo expulsó cuando se jugaban 27 minutos. Quedaba la mitad del segundo tiempo y se le hacía cuesta arriba al local. Defensores jugaba plantado en terreno contrario.
Con la rápida expulsión y algunos pitazos desafortunados Gariano perdió las riendas del partido. En ese momento de mayor incertidumbre Jvier Fernández desvió un tiro libre cerca del área grande y otro remate se fue muy cerquita del palo.

   Pese a la desventaja numérica el Lobo fue al ataque con todo lo que tenía y consiguió su premio a los 45´ por la pelota parada. Vercellino, que no había estado preciso durante todo el juego, mandó un córner teledirigido a la cabeza de Ricardo Bernay. El defensor ganó arriba y puso la pelota contra el caño de Olivera para desatar el alocado festejo de los hinchas.

   Para el final quedó la frutilla del postre. Franco González la peleó como en toda la tarde y le ganó a Hernán Rubén, habilitó al debutante Oscar Solano que con tranquilidad se tomó su tiempo en área y con un zurdazo le rompió el arco a Olivera y decretó el 2 a 0. Victoria muy festejada para Gimnasia que no había podido convertir en los primeros partidos del 2019.El Lobo deberá mejorar si quiere pelear cosas importantes, pero con el triunfo de ayer le espera una semana de tranquilidad esperando a su próximo rival en casa: Unión de Sunchales.

Fuente y Foto: Diario La Calle.