blog Perdió 2 a 1 en San Juan con Desamparados (global 2 a 2) y pasó con el gol de visitante ya que en la ida había ganado en San Luis 1 a 0. Leandro Corulo, en el segundo minuto adicional le dio la clasificación al equipo puntano.

   Estudiantes hizo pesar el gol de visitante y se metió en la instancia final de la Copa Argentina. Anoche perdió 2-1 en San Juan, ante Desamparados, pero pasó a los 32avos de final: tras ganar 1-0 el miércoles en el "Coliseo", el global fue 2 a 2 y avanzó por el gol de ayer en el "Serpentario".

   En la primera mitad el "Verde" comenzó mejor, con su tónica de presión alta, pero con el correr de los minutos el trámite se equilibró y los dos equipos jugaron lejos de los arcos.

   Cuando el juego no despertaba emociones y las lesiones marcaban la escena (Mario Vallejo fue reemplazado en Estudiantes —sintió un tirón en el gemelo, anoche el DT Arzubialde habló de "desgarro"— y Miranda en el local), el protagonista empezó a ser el árbitro Ceballos. El cordobés cobró penal tras una mano casual de Leandro Corulo, y Jonathan Lastra cambió la pena máxima por el 1-0 cuando iban 38 minutos.

   Y a los 45' el juez inventó una falta al borde del área y Carlos Fondacaro, con exquisito remate, puso el 2-0.

   Estudiantes se fue indignado al vestuario y a esa altura eliminado.

   Regresó al campo de juego dejando de lado la bronca con el árbitro, intentó poner la pelota a ras de piso y a partir de los 20 minutos gobernó el desarrollo del partido, y tuvo inmejorables chances para descontar, que no logró canjear por gol, por fallas en la definición o por las muy buenas intervenciones de Perelman.

   El DT Héctor Arzubialde puso en cancha a Leo Felice y a Eric Soloppi, mantuvo a Juan Amieva y a Santiago Rodríguez y empezó a arrinconar a Desamparados, con Santi tirado a extremo derecho y los tanques de frente al arco, más Nicolás Inostroza subiendo por izquierda.

   Parecía que el tiempo era escaso pese a los cinco minutos de adición, después que Perelman se luciera tras un cabezazo de Felice.

   Hasta que la pelota llegó al primer palo y los defensores coparon la parada: Rodrigo Meyer ganó de cabeza en el primer palo y Corulo la empujó por el segundo. Iban 47 minutos y fue el gol que valió doble, el que lo depositó al "Verde" en la próxima ronda de la Copa Argentina.

   Ahora, mientras espera el sorteo, va por la Reválida del Federal A, el próximo domingo en Córdoba ante Racing: sin Distaulo y tal vez sin Cuello ni Vallejo (lesionados), más Corulo y Quiroga (suspendidos).

Fuente: El Diario De La República. Foto: Nuestro Fútbol.