blog La dirigencia movió la estantería a 10 días del debut en la Reválida del Federal A. Anoche destrababa el contrato con el ahora ex DT Raúl Antuña y el lunes asumiría Dechat, tras la novela que lo alejó del cargo en octubre.

   La dirigencia de Juventud ayer movió el tablero y generó el regreso de Pedro Dechat a la conducción técnica, con la consecuente salida de Raúl Antuña, que dirigió apenas las tres últimas fechas del torneo Federal A en la fase regular (una derrota y dos empates) y los dos recientes clásicos ante Estudiantes por Copa Argentina, que lo marginaron de la competición con una derrota en el “Bajo” 3-1 y un empate en el “Coliseo” 2-2.

   Dechat es el DT que lo ascendió al Nacional B en 2015 y el que arrancó este ciclo del Federal A, hasta que se viralizó un audio en el que se lo escucha exponiendo las dificultades económicas que soportaban él, su cuerpo técnico y todo el plantel, marcando la falta de compromiso de algunos dirigentes, apuntando a la conducción de Daniel Giboín y Alberto Arroyuelo.

   Dechat no pidió públicas disculpas ni rectificó sus dichos, lo que motivó su salida.

   La dirigencia le dio el cargo a Fabio Giménez, DT de la primera local. Sin embargo el “Tano” rápidamente dejó el puesto preso de los malos resultados, y en su reemplazo asumió el sanjuanino Antuña.

   Juventud arrancará la Reválida del Federal A el 3 de febrero, en San Francisco ante Sportivo Belgrano, en la penúltima posición de la Zona 3 y con serio riesgo de descenso (hoy —por la tabla general de las cuatro zonas— debería jugar un triangular para mantener la categoría).

   Ayer Antuña se presentó a las 18 a dirigir la práctica y a despedirse del plantel. Para su salida solo restaba sellar el acuerdo económico y rescindir el contrato, lo que sucedía anoche al cierre de esta edición.

   "Trabaja mucho y bien, pero los jugadores no le responden", fueron los motivos que esgrimió la dirigencia para sacarlo del cargo. “Firmé contrato, pero no soy de los que ponen trabas. Di lo mejor y creo que el tiempo al frente del equipo fue escaso para juzgarme”, sostuvo Antuña.

   Mientras, Pedro Dechat a más tardar el domingo ya estará en San Luis y el lunes por la tarde se volverá a poner el buzo de DT auriazul.Trabajará con el preparador físico Ariel Coppola, quien lo acompañó en el ciclo anterior, aunque no vendrá con Carlos Marzuck como ayudante de campo, ya que está trabajando en Crucero del Norte de Misiones.

   Juventud no gana hace desde hace más de tres meses. El 14 de octubre se impuso 2-1 en Catamarca, ante San Lorenzo de Alem: al equipo aún lo dirigía Dechat.

   El escándalo del audio fue una semana después de ese éxito que puso al auriazul segundo en las posiciones. Surgió tras el empate 1-1 ante Maipú, en el “Bajo”. Luego Juventud quedó libre, Dechat se fue y llegó Giménez.

¿Por qué vuelve Dechat?

   Con Giboín y Arroyuelo afuera de la conducción del club (renunciaron antes de cerrarse el 2018), con quienes se enfrentó el DT, a las riendas, aunque compartidas, las tiene Agustín Alessio, quien siempre fue el nexo de Dechat y es por quien el DT retorna, más allá de la anuencia del resto de los integrantes de la comisión directiva.

   La vuelta del técnico está respaldada por dos simples motivos: 1)- A este plantel lo armó Dechat (más allá de la salida de Pablo Motta, de que Nicolás Gatto dejó el fútbol y de la llegada de Martín Abraham). Y aunque ahora esté peleando por no descender, antes de que el correntino se fuese el equipo estaba en zona de clasificación. 2)- El entrenador tiene el respaldo popular del hincha.

   Será el tercer ciclo de Pedro en el “Juve”, con apenas ocho partidos por delante para buscar el primer lugar del grupo (solo el líder de cada una de las cuatro zonas de Reválida avanza a los play off del segundo ascenso), aunque el primer objetivo será sumar rápido para escapar del peligro de descender.

Fuente y Foto: El Diario de La República