blog Fue la réplica que hizo la dirigencia de Juventud tras la odisea que vivió el plantel en su regreso de Misiones.

El plantel de Juventud Antoniana atravesó una odisea en su viaje a Misiones, donde perdió sobre la hora con Crucero del Norte el pasado viernes. El colectivo que los trasladaba tuvo que hacer tres paradas por desperfectos mecánicos, la rotura del tanque de combustible y, como si fuera poco, la pérdida de una rueda en Taco Pozo en el viaje de regreso.

Los jugadores quedaron varias horas varados en Anta y llegaron a Salta a las 3 de la mañana de ayer. Al respecto, los dirigentes del santo, en diálogo con El Tribuno, ejercieron su derecho a réplica, negaron que hubo desidia y abandono y que los futbolistas se hayan pagado la comida por su cuenta.

“El equipo nunca salió sin la comida pagada y programada. Comen siempre lo que pide el cuerpo técnico para el grupo. Esto fue un problema mecánico que no podemos preverlo. Hubo un desperfecto grave, hacían 36 grados de calor y eso fastidiaba lógicamente a los jugadores. Ellos decidieron ir al pueblo más cercano, a 30 kilómetros, hicieron dedo hasta El Quebrachal, donde teníamos que almorzar, pero antes de llegar pasó esto.

La empresa nos dijo que iba a mandarnos un colectivo a buscar al plantel, pero la demora era de 4 o 5 horas. Entonces nos hicimos cargo de la merienda y la cena en El Quebrachal, ahí los jugadores esperaron hasta que el colectivo que mandó la empresa para auxiliarlos los busque y se volvieron todos juntos, no de a uno y por su cuenta.

Los jugadores no se autogestionaron, ni siquiera el desayuno, que se sirve en el micro”, aclaró el vicepresidente Carlos Alurralde. 

Quien también salió a aclarar fue el expresidente Pepe Muratore, quien consideró que “la crisis financiera no es tal, pagamos todas las deudas, lo único que debemos es la mitad de agosto al plantel. Sabemos que eso nos puede activar una bomba por las necesidades lógicas de los jugadores si es que en la semana no nos acercamos con una parte de esa mitad para irles achicando la deuda”.

Texto y Foto: El Tribuno