blog Con un impecable juego aéreo, Racing de Trelew sometió a Cruz del Sur y tomó oxígeno en el grupo del norte patagónico. Con una mejora ostensible en el juego, abrió el marcador en el primer tiempo y resistió en la etapa final, donde liquidó el pleito. En la próxima fecha, visita a La Amistad de Cipolleti.

Kilogramos muchos. Ese era el peso que tenía el partido en la tarde de ayer en el Cayetano Castro. No haber ganado, habría implicado situarse en la cornisa de la eliminación. Pero Racing Club hizo los deberes, mejoró la consistencia de su juego y consiquió una victoria clave.

A base de un juego áereo impecable, pulverizó por 3-0 a Cruz del Sur y respiró una enorme cantidad de oxígeno en la Zona Patagónica Norte.

Realizar modificaciones la “Academia” debía. Tenía que reencontrarse con la solidez ofensiva que supo mostrar en las fechas iniciales. No había otro camino. Antes del silbatazo inicial de ayer, poseía una racha de cuatro partidos sin victorias, con una derrota reciente ante 25 de May0.

Indefectiblemente, debía ser preciso y letal. En ese contexto, Mario Martínez sacudió los anaqueles al colocar a Brian Castilo como puntero derecho, en detrimento de Ricardo Dichiara. Esto motivó el ingreso de Matías Hidalgo en reemplazo de Castillo.

Netamente encendidos, ambos canteranos le brindaron el aire y los espacios que el “Albirrojo” precisaba ante un rival igual de necesitado. De hecho, Hidalgo al adelantarse con criterio, generaba riesgo.

Aceitado, Racing logró tres situaciones de gol en los primeros quince minutos. A los 3 minutos de juego, Kevin Garay, tras una combinación, se encontró con la resistencia del golero visitante. A los 9, Amiel Cuestas, tras un saque de esquina desde el sector izquierdo, impactó un cabezazo en el travesaño. El rebote fue recogido por Castillo, quien en el área chica envío el balón al cielo.

Tras estas ocasiones, Cuestas, desde el flanco derecho al borde del cuarto de hora, envió un preciso centro que fue conectado por Martín Bataller, de cabeza. La red fue el destino.

Esta mejoría con gol incluido no implicó un etapa inicial amena. Cruz del Sur, si bien adoptó una postura de repligue, gestó inquietudes. Antes del primer tanto local, el “Cruzado” tuvo dos oportunidades. A los 6, Nicolás Cottet bloqueó un contragolpe. Cuatro minutos después, David Angeloff hizo un tiro de 40 metros que produjo preocupación. Y apenas surcada la media hora, Franco Montero no pudo empalmar, por segundos, un centro.

Quisieron las circunstancias que Racing solo dispusiera de una ocasión antes del entretiempo. Pero Diego Jara no pudo impactar un balón por aire, a los 40 minutos. Pudieron haber sido dos, pero el árbitro Rodrigo Moreno no apreció una mano de Gustavo Ramírez, capitán visitante, en el área de la visita, a los 29.

Ultimado por la derrota, Cruz del Sur se adelantó en el campo de juego y le arrebató la iniciativa al anfitrión. Hubo media hora de incertidumbre. A los cinco minutos, un inocente penal de Bataller a Facundo Mustafá le dio esperanza al “Cruzado”. Pero Cottet le ahogó el disparo a Montero.

Insistente, la visita dispuso de otra oportunidad a través de un tiro libre de Angeloff, que le sacó chispas al poste izquierdo de Cottet.

Esto renovó los bríos de Racing Club, que sentenció la historia poco tiempo después. Tras un envío por aire pivoteado, Diego Jara, de cabeza, amplió la distancia a los 29. Dos minutos después, Kevin Garay, tras un fallo aéreo del arquero, transformó la victoria en goleada. Ese fue el final.

Resucitó Racing Club con la victoria. Volvió a quedar quinto, con 19 puntos, quedando a cuatro unidades de J.J. Moreno, el nuevo líder.

Obtenida la crucial victoria, la “Academia” no debe bajar la guardia. Deberá visitar y vencer a La Amistad para sostener esta reconciliación con el triunfo y la fe lograda ayer. 

Texto y Foto: Diario Jornada

ZonaFinales
Local Visitante
Sol De Mayo 2 - 1 Ferrocarril Sud
Resultados de la Última Fecha