La voz de los estudiantes y su comunidad sale «al aire» en cientos de radios escolares del país

Según el censo que hizo el Enacom, en la Argentina hay 300 radios escolares, de las cuales solo 161 efectivamente están en condiciones técnicas de transmitir y salen al aire, y solo 99 tienen habilitación para hacerlo.Arraigadas en el corazón de su comunidad, las radios escolares se convirtieron en vehículos para que jóvenes y adolescentes «salgan al aire» y transmitan información, difundan contenidos o simplemente expresen sus ideas y las de la zona en las que viven, logrando en plena pandemia llegar a aquellos estudiantes sin conectividad.

Algunas con 10, otras con 15 kilómetros de alcance, las radios escolares se fortalecieron con las leyes de Educación en el 2006 y de Servicios de Comunicación Audiovisual en el 2009, que la incorporaron como parte de los contenidos curriculares y proyectos institucionales de las escuelas y, a la vez, permiten cumplir el derecho de los niños a expresarse.

En la Argentina hay 300 radios escolares, de las cuales solo 161 efectivamente están en condiciones técnicas de transmitir y salen al aire, y solo 99 tienen habilitación para hacerlo, según el Censo de Radios Escolares 2020, llevado a cabo por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

Los alumnos y alumnas producen programas diarios que se transmiten en vivo en todas las aulas de la escuela, donde tocan temáticas vinculadas a los contenidos de las materias y a las problemáticas que les afectan o interesan como jóvenes.En algunos pueblos alejados los alumnos de varias escuelas se reúnen en torno a una radio y tocan temáticas como los derechos de personas con discapacidad o propias de la zona en la que viven desde ambientales hasta la efectiva incorporación de las mujeres en alguna actividad.

En plena pandemia tomaron los cuadernillos que distribuía el Ministerio de Educación y los difundían por la radio, llegando muchas veces a recibir llamados telefónicos con las dudas de sus propios compañeros al estar inestable la conectividad.

«La radio te ayuda a relacionarte con tus compañeros porque tenés que trabajar en equipo. Para que el programa salga bien hay que ser ordenados y planificar. Hay que ser respetuoso con el que escucha si queremos que nos respeten», dijo Alejandra, de la Escuela de Educación Secundaria 11 de Morón Sur.Victoria Zorroquín, fundadora de la ONG Educere: «Docentes por un Mañana» y ex titular de la Dirección Nacional de Escuelas Secundarias, Agrarias y Rurales, dijo a Télam que «previo a la pandemia las radios escolares ya cumplían una función extraordinaria. Enseñan a comunicarse en forma oral y escrita, la radio es una función real a ese tipo de comunicación»

En las radios escolares «los alumnos son protagonistas totales de esa comunicación oral, para lo cual se necesita todo una producción previa que implica una redacción de lo que se quiere difundir. A la vez potencia el efecto de la escuela en la comunidad».

«Las radios producen que la escuela deje de ser un como si, cuando comunica los problemas, las emergencias, deja a los alumnos el área de simulación y se enfoca en los verdaderos problemas de la comunidad», puntualizó Zorroquín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.