El boom de las bicicleterías: un negocio que no paró de crecer en medio de la pandemia

Si bien el oficio de bicicletero venía en alza en los últimos años, desde la aparición de las bicisendas en la Ciudad y la concientización como transporte ecológico, durante la pandemia fue uno de los rubros que «no se pinchó»: pudieron abrir, mantener la actividad y hasta fortalecerla.

Esto se debió a la necesidad de muchos de volver a la actividad física o evitar –por precaución- los transportes públicos. Por ello, fueron a desempolvar la vieja bicicleta archivada y eso le dio un impulso al sector. Hoy en día no hay barrio porteño donde no hayan largas colas para ponerlas a punto o comprar una nueva y hasta adquirir accesorios.Por ello, en el programa BDA, por A24, fueron a una de las tantas bicicleterías de Palermo para conocer cuál es la realidad de este oficio que se aggiornó y llegó para quedarse en la nueva normalidad pospandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.