Se cumplen 10 años de la noche más trágica para Gustavo Cerati

15 de mayo de 2010. Sábado. Gustavo Cerati se subió por última vez a un escenario. El ex líder de Soda Stereo seguía conquistando latinoamérica con la gira de su último disco, Fuerza Natural. La cita de aquella noche fue el Estadio de Fútbol de la Universidad Simón Bolívar, Venezuela.

Tras una selección de veinticuatro canciones que llegó a incluir «Trátame suavemente», la canción de Los Encargados que popularizó Soda Stereo, Cerati se despidió del público venezolano. «Un regalo, no mío, de la naturaleza, o de lo que sea, para todos. Un lago en el cielo, que acá estamos bien alto», remató luego de presentar uno por uno a los músicos que lo acompañaban en escena.Tras dos horas y media de show, Gustavo quedó extenuado. «Gustavo estaba como con cara de cansado. Después, él volvió al camarín y se quedó solo», recordó Richard Coleman en julio de ese año en una entrevista con Clarín.

De acuerdo a quienes estuvieron presentes esa noche, cuando el ingeniero Adrián Taverna y el asistente Nicolás Bernaudo fueron a verlo, lo encontraron despatarrado en un sillón con la camisa desabrochada, por lo que corrieron a buscar ayuda médica.

Cerati fue internado esa noche en la clínica La Trinidad, de Caracas, donde fue sometido a varios exámenes en pos de poder dar con un diagnóstico para sus síntomas.

“Ante los trascendidos, informamos que luego de finalizar el show de anoche, Gustavo sufrió una descompensación por una suba de presión debido a estrés y agotamiento, de la que se está recuperando favorablemente. Por precaución, se dirigió a una clínica de Caracas para realizarse chequeos médicos de rutina, donde le recomendaron reposo. Una vez finalizados los estudios, continuará su viaje a Buenos Aires” (El comunicado oficial que llegó horas después de aquel show del 15 de mayo de 2010).Consciente, Cerati quedó esa noche en observación y se sometió a más exámenes al día siguiente. El lunes 17 por la mañana, el músico se desvaneció y debió ser intervenido de urgencia: el parte médico señaló que había sufrido «un edema cerebral con deterioro progresivo de sus cuadros neurológicos».

El 7 de junio el músico viajó desde Venezuela a la Argentina en un avión ambulancia. Estuvo bajo la observación atenta del jefe de la unidad de Cuidados Intensivos del Centro La Trinidad. Tras aterrizar en Buenos Aires, fue trasladado a la clínica de rehabilitación Fleni. A fines de octubre, el ex Soda Stereo volvió a ser trasladado, esta vez a ALCLA, una clínica de permanencia en el barrio de Núñez. Cuatro años después, el 4 de septiembre de 2014, la vida de Gustavo se apagó para siempre.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.