La OMS advierte que el COVID-19 podría quedarse para siempre en una circulación endémica

La Organización Mundial de la Salud lanzó una alerta mundial sobre la posibilidad de que el COVID-19 podría no «desaparecer nunca». En ese caso, se convertirá en una enfermedad con la que la humanidad tendrá que aprender a convivir año tras año.

«Tenemos un nuevo virus que penetra en la población humana por primera vez y, por lo tanto, es muy difícil decir cuándo podremos superarlo», expresó Michael Ryan, director de emergencias sanitarias de la OMS, en una conferencia de prensa realizada de manera virtual desde Ginebra.»Este virus puede volverse endémico en nuestras comunidades, puede que nunca desaparezca», insistió Ryan.

A su vez, el titular de la OMS, el etíope Ghebreyesus recordó que debe ser una prioridad mundial invertir en los sistemas sanitarios y en la atención primaria.La pandemia puso de manifiesto la importancia de hacer inversiones constantes para la salud y prevención de enfermedades, recordó.

En este momento, no hay ningún antiviral realmente efectivo contra el COVID-19 y los proyectos sobre la elaboración de una vacuna tampoco tienen una fecha concreta para poder ser alcanzada.

En este momento de la pandemia, muchos países comienzan a levantar gradualmente las restricciones para tratar de frenar la crisis económica a nivel mundial que trajo aparejada además de la emergencia sanitaria.

Es por eso que la OMS también pidió por tareas coordinadas dentro de cada nación y entre los países para que estas fases de «desconfinamiento» no produzcan rebrotes de la pandemia.Además, se sumó otro elemento preocupante revelado por un estudio: el coronavirus podría transmitirse no solo tosiendo o estornudando, sino también hablando.

Según un estudio publicado el miércoles en la revista PNAS, las microgotas de saliva generadas al hablar pueden permanecer suspendidas en el aire en un espacio cerrado durante más de diez minutos.

La semana próxima, la OMS realizará la «Asamblea mundial de la Salud» con la presencia de los principales líderes mundiales, que lo harán de manera online, en videoconferencia.»Será una gran oportunidad para buscar una estrategia común para ver no solo cómo derrotar al COVID-19, sino también establecer criterios para tener sistemas sanitarios más sólidos en todo el mundo», dijo el director general de la OMS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.