La Sociedad Rural apoyó la negociación de la deuda, pero advirtió que el campo no puede aportar más recursos fiscales

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, participó de la reunión que Alberto Fernández mantuvo con gremialistas y empresarios en la residencia de Olivos, en búsqueda de apoyo para la renegociación de la deuda pública.

Al término del encuentro aseguró que “hoy el campo está en marcha” lo que “no significa que esté en condiciones de aportar más recursos fiscales cuando ya está por encima de su capacidad contributiva”.

«No se puede seguir sacando lonjas siempre del mismo cuero», graficó.

En relación a la renegociación de la deuda afirmó que en el Grupo de los 6 (del que es parte la SRA) “hubo coincidencia en expresar el apoyo a la búsqueda de una solución estructural al problema de la deuda y cerrar un acuerdo que permita que la Argentina vuelva a crecer” trascendiendo el “período de esta administración de gobierno”.


Fernández junto a sindicalistas y representantes empresarios en Olivos
Además, advirtió que “un fracaso en las negociaciones que nos lleve otra vez a un default, complicaría mucho no solo a la situación socioeconómica de la Argentina” y tendría un impacto “muy negativo en el sector empresario y en sus necesidades de financiamiento”.

En tanto, pidió la participación del Congreso en la discusión. “Es necesaria una visión de largo plazo, por eso es importante que vaya un proyecto de ley al Congreso que debiera estar funcionando, para construir un Consejo Económico y Social”, planteó.

También reclamó que el tema de la deuda se aborde en forma integral con otros problemas de la economía como “la inflación y el valor de la moneda”.

“Es imprescindible recuperar el equilibrio macroeconómico, cuentas públicas en orden procurando el superávit en las cuentas públicas y en el comercio internacional”, sostuvo. Y agregó que para esto “es fundamental mejorar la calidad del gasto público”.

Pensando en lo que vendrá luego de que pase la pandemia por el coronavirus, reclamó “encontrar todos los mecanismos necesarios para sostener y aumentar la competitividad” en un mundo que se presentara “más proteccionista y difícil en el comercio”. Debemos ser eficientes para mantener y abrir nuevos mercados.

“Un abordaje sobre la presión impositiva en ese sentido es ineludible”, subrayó.

“Los argentinos debemos regenerar la inversión, que es el único camino para generar trabajo y el desarrollo. Y eso se logra solo sobre la base de la confianza. Para eso necesitamos señales inequívocas”, remarcó.

Al respecto, aseguró que “el campo está en condiciones de motorizar la economía y de poner al país rápidamente en marcha en el futuro inmediato”.

“Enfrentaremos un mundo cada vez más desafiante, pero somos un sector altamente eficiente y con enorme dotación de recursos humanos que nos permitirán afrontar ese desafío con éxito”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.