Apremios en Federación: fijaron 30 días de arresto domiciliario a los policías implicados

El juez de Garantías de Federación, Sergio Rondoni Caffa, estableció treinta días de arresto domiciliario para los tres policías imputados por la Fiscalía por apremios ilegales, en una situación irregular que se habría producido el lunes pasado entre las 17:30 y las 18:30 en la propia Jefatura Departamental de Policía.

La audiencia se realizó anoche a las 19 y duró poco menos de dos horas y se concretó de manera presencial, adoptando todos los recaudos de distanciamiento espacial de acuerdo a los consejos emitidos por la autoridad sanitaria para evitar el contagio del coronavirus.

En dicha audiencia, el Ministerio Público Fiscal representado por la María Josefina Penón, adelantó que también imputará al jefe de la Departamental de Policía, comisario Fabio Noya, por no haber evitado las vejaciones, teniendo en cuenta que en su rol como autoridad pública era el garante de lo que ocurre en el ámbito de la Jefatura y, siguiendo el razonamiento de la Fiscalía, omitió hacerlo.

Para ello se vale de la banda horario –entre las 17:30 y las 18:30 del lunes pasado-, que es un lapso donde las Jefaturas tienen presencia física de sus máximas autoridades a cargo.

La Fiscalía se apoya en el Artículo 144° Bis del Código Penal, que sostiene que “será reprimido con prisión o reclusión de uno a cinco años e inhabilitación especial por doble tiempo” a “el funcionario público que impusiere a los presos que guarde, severidades, vejaciones, o apremios ilegales”, de acuerdo al inciso tercero.

El arresto domiciliario para los tres policías se realiza bajo custodia o guardia de personal de la Prefectura Naval Argentina.

La decisión de que sea “domiciliaria” la pidió la propia Fiscalía, porque en la Alcaidía de la Jefatura se encuentran detenidos tres personas que pueden ser testigos de lo ocurrido allí con la víctima; además de que está pendiente una rueda de reconocimiento.



Allanamiento



El allanamiento a la Jefatura Departamental de Policía de Federación tuvo como derivación la aprehensión de tres uniformados, señalados de ser autores de una golpiza a una persona.

Dicho procedimiento fue cuestionado por la propia Policía, quien se quejó de que el personal de la Prefectura irrumpió en la dependen exhibiendo armas largas, además de ordenarse el desaojo, situación que duró aproximadamente siete horas.

Al respecto, la fiscal María Josefina Penón explicó que el miércoles “inicié de oficio una investigación porque tomé conocimiento que el día lunes, a las 2 de la tarde, funcionarios policiales dependientes de la Policía Departamental local, habrían trasladado a un ciudadano de apellido Monzón, a la Jefatura”. Agregó que “en el trayecto en que lo trasladaban a la Jefatura Departamental lo habrían agredido físicamente, incluso hasta con un palo”.

La fiscal agregó que “el médico forense constató múltiples lesiones en el cuerpo de Ricardo Monzón que, en principio, se corresponden con sus dichos, que no fueron por una caída como dice la policía, sino por golpes. Con un palo pudo haber sido. Esta persona está muy herida, se le hicieron cinco puntos en la cabeza”, describió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.